Hay apoyo para el desarrollo de la economía campesina

red_edited_edited.png

Los agricultores son las principales víctimas de la violencia en las zonas rurales, no sólo en términos de número de muertos sino también en términos de propiedad pérdida y destrucción de su identidad social y cultural. Gracias al proceso de paz de la habana le han dado un poco más de énfasis en las zonas rurales, aunque todavía están algo abandonadas. Lo bueno es que ahora la gente puede ir a trabajar sin temor a ser asesinada o que les quiten los productos. Todos los días vemos a los campesinos ir a trabajar oa vender sus productos: maracuyá, gallinas, maíz y frijoles, resucitando la economía que colapsó durante la violencia, sabiendo que luego regresarán a casa con sus familias.

Fotografías y texto de: Laura Milena Palacio Hernandez